CARATULA CITACIONES
Citación a Reunión Extraordinaria – 30 de junio de 2017 – hora 9:30 – en el local de COCEMI
23 junio, 2017
Ministro Basso y Autoridades de La Asistencial en Inauguraciónde tomógrafo
La Asistencial de Maldonado inauguró el Primer Resonador Magnético de la Región Este del país.
22 agosto, 2017
Mostrar todo

Tasa consular y sobrecuota. Prestadores de salud del interior advierten por Rendición de cuentas

noticia-fepremi

Ante la discusión parlamentaria de la Rendición de cuentas, la Federación de Prestadores Médicos del Interior, (FEPREMI) advirtió sobre algunos aspectos que pueden afectar seriamente la calidad de los servicios de salud, y sobre todo, las futuras y necesarias inversiones que el sector debe realizar.

El aumento previsto para la llamada tasa consular a los bienes y productos importados, incidirá directamente en todos los productos y materiales que llegan desde el exterior al sector salud, un sector que no está incluido en las excepciones que este impuesto prevé. De aprobarse la norma tal cual está, las inversiones previstas en tecnología no podrán realizarse como han sido diseñadas, o se diferirán en el tiempo o se bajará la calidad de los materiales importados, lo que resentirá la tecnología al servicio de los pacientes de todo el país. En otros sectores, los aumentos de los costos se trasladan al consumidor final, cosa que en este caso no sólo es injusto, sino que es imposible, debido a la regulación a la que están sometidas las instituciones de prestación de servicios médicos.

FEPREMI aspira a sensibilizar a los legisladores y las autoridades de gobierno, tanto del equipo económico como del Ministerio de Salud, sobre los problemas que se podrán generar en el futuro de aprobarse la normativa tal cual está incluida en el mensaje de rendición de cuentas enviado por el Poder Ejecutivo al Parlamento. La principal preocupación es el posible resentimiento en la atención de los pacientes.

A ese problema, se suma el anteproyecto de ley, a discusión en la Comisión de Salud de la Cámara de diputados, que modifica una propuesta original vinculada a la sobrecuota de inversión.

Desde el año 2013 se ejecuta este mecanismo que permite a los prestadores privados de salud, contar con una serie de recursos para acondicionar la infraestructura, el equipamiento, tecnología y el sistema de registros a través de la historia clínica electrónica, que en aquel momento fue fundamental, debido al aumento exponencial del número de usuarios, en el marco de la reforma de la salud. Luego de un estudio realizada por varios organismos del Estado (MEF, MSP, BPS), la Junta Nacional de Salud estableció las partidas que supusieron el tres por ciento de los ingresos que tenían los prestadores, en el Fonasa.

Según las autoridades, y según reconoció en el Parlamento el propio Ministro de Salud, se hace “una evaluación positiva de lo que fue ese proceso de inversión. Cualquiera que recorra el país, a lo largo y a lo ancho, ve al sector salud en obras. El sector privado ha hecho importantes mejoras desde el punto de vista edilicio, de infraestructura y de incorporación de tecnología”, dijo Jorge Basso.  Agregó que “si bien buena parte de las historias clínicas electrónicas tienen desarrollos desiguales, muestran evolución en todos los prestadores y el plan ha sido ejecutado en su gran mayoría.”  La propia Junasa ha verificado en todos los casos, el buen uso de los recursos de los prestadores de salud del interior del país.

Una de las razones de la necesidad de contar con la sobrecuota de inversión, que ahora se propone que sea del dos por ciento de los ingresos de los prestadores, es que a fines de este año y principios del próximo, la historia clínica electrónica nacional debe ser una realidad. Se trata de un derecho de los pacientes, contar con una base de datos a nivel nacional. La tecnología actual permita la contabilidad de los diferentes formatos de la historia clínica de las instituciones.

Los integrantes de FEPREMI están comprometidos con la inversión  justa y eficiente, para lograr la optimización de recursos a favor de los pacientes, conscientes del eslabón fundamental que son en el Sistema Nacional de Salud. El compromiso supone mejorar la atención de los 825 mil pacientes en todo el interior, a través de las 22 instituciones que forman la Federación.